El rincón de "El Sherif"

jose manuel braza "el sherif"

Juan Manuel Braza Benítez, el del barrio de Loreto que desde niño apodaron «El Sherif», en alusión a sus andares… el hombre de la sonrisa infinita… Chirigotero hasta la médula pero ante todo compañero y amigo de sus amigos. Parió a una gitanilla bendición del cielo, a un Aleluya, a un Cai-man o a un aguafiestas, entre otros muchos. 

Comenzó a aprender carnaval con la chirigota del Love, sus comienzos se remontan a finales de los 80, con su primera agrupación «Los feicios», en el año 1987. Tras «Cara al sol» y «Cai no tiene cura» en los años siguientes, comienza su década más gloriosa, los 90, con «A nuestro aire», ¨Pa que samurais de risa» y «Los Jackson Beiber», agrupaciones con las fue semifinalista.

 

Sus agrupaciones se han caracterizado por una parte crítica, literaria y poco cómica en los pasodobles (en cuanto a letra se refiere) y el punto chirigotero en el resto del repertorio. Saben conectar con el teatro en sus habituales parodias entre tema y tema, en las que no falta la interacción con el público. Unas músicas perfectamente melódicas y que enamoran con tan sólo escucharlas una vez. 

Su primera final del COAC, en el año vino de la mano de «Esto está amañao», chirigota con la que lograron el cuarto premio y, al año siguiente, obtiene el tercer premio con una chirigota muy recordada, «Cai-man», (con un jovencísimo Tino Tovar entre sus componentes) de la que no falta un año en el Gran Teatro Falla que se entone su estribillo. «¡Uno para todos y todo a veinte duros!».

«Los varones» y «Robobocop 092» fueron sus apuestas en los siguientes años, quedando en semifinales en ambos casos.

Y en 1997, se incorpora a la chirigota José Gómez «El Lulu» y presentan un gospel show carnavalesco, «Los aleluyas» ¡Po cógela que es tuya! Otra grandísima agrupación con la que se alzó con el primer premio del COAC. Un grupo lleno de energía y que como siempre, contagiaban de alegría al Falla cada vez que actuaban.

Al año siguiente quedan semifinalistas con «Las madrinas» y en 1999 vuelven a la final y logran el tercer premio con «Los panchitos de Guadalajarra».

2000, «Los fugitivos». 2001, «Los mosqueteos». 2002, «Los montaditos de ternera». 2003, «Los pringaos» (segundo premio).

En 2004 logran el tercer premio con «Los valientes», escribe uno de los piropos a Cádiz más bellos que se le han cantado jamás y que posteriormente ha sido adaptado a cantarlos en bodas, pedidas de mano, barbacoas, etc. «Loquito por verte a mi vera».

2005 semifinalistas con «Los lays» y al año siguiente, vuelven a alzarse en lo más alto con aquellos guardias que quedaron para el recuerdo, «Los aguafiestas», chirigota de la que su autor y componentes seguro que recuerdan multitud de anécdotas.

«Los revelaos» y «Esta chirigota vende» en los años posteriores lograron ser semifinalistas y, en 2010, obtienen el segundo premio y aguja de oro con aquellos mosquitos «El escuadrón de los jartibles»

Aunque para el autor no todo han sido alegrías, pues también ha recibido varios golpes en forma de cajonazos, algunos quizá, muy discutibles. Como ejemplo «Cai Story», en 2011, año en que no lograrían pasar de cuartos de final, cuando entraban en las quinielas de muchos, incluso como finalistas. 

«De tienda en tienda», «Los secretos» y «Los buscarruina» serían semifinalistas en 2012, 2013 y 2015, respectivamente.

En 2016 obtendría el cuarto premio con «Los que vienen de marea». Igualmente ese mismo año recibiría el antifaz de oro, reconocimiento que se obtiene tras participar de forma activa en el carnaval durante al menos, 25 años.

Con «Los kunfundíos» y «Los quitapupas» empieza a hacer mella el trato recibido durante su carrera carnavalera, en lo que a premios se refiere (aunque la afición también influyó)  y decide en 2019 tomarse un descanso, que por suerte, sería sólo de un año y volverían a las tablas del Gran Teatro Falla en 2020 con «Los niños de La Petróleo», quedando en semifinales.

Para el COAC 2022 serán «Los Caraduras de Cádiz» Mientras tanto, os dejamos con sus inicios, con un jovencísimo Sherif, «Los feicios».

2 1 vota
¿Te gustó?

Deja un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios